Santa Margherita fue la primera bodega en vinificar la una Pinot Grigio sin contacto con los hollejos en 1961, obteniendo así un vino blanco que rápidamente se convirtió en el embajador de Italia ante el mundo. Desde ese momento, se convirtió en el Pinot Grigio más vendido del mundo.


Este vino blanco seco tiene un color amarillo paja. Su aroma limpio, intenso y gusto completamente seco con notas de manzana verde, hace del Pinot Grigio Santa Margherita un vino de gran personalidad y versatilidad.

Vino Santa Margherita Pinot Grigio

$112.000,00Precio
  • Botella 750 ml